Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saray, diseñadora express y a domicilio

Saray ha conseguido terminar el vestido de novia en tiempo récor. Para ella, su recompensa no es el dinero, sino la ilusión de las novias, “que hago yo que sean felices”. Al ver a su hija vestida como la Cenicienta, la madre se ha emocionado, y Saray ha estado al borde de las lágrimas. Al vestido le faltan un par de arreglos para estar perfecto..¿Conseguirá Saray entregarlo a tiempo?