Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boris Izaguirre, Rafa Méndez, y Noelia López, coaches en ‘Los Gipsy Kings’

Boris Izaguirre, Rafa Méndez, y Noelia López, coaches en ‘Los Gipsy Kings’cuatro.com

Los protagonistas de 'Los Gipsy Kings' siguen persiguiendo sus sueños: reconquistar los amores perdidos, coronarse en reinas de belleza, lograr nuevos lugares de reunión y recuperar la armonía familiar. Arduas tareas de cuya evolución serán testigos los espectadores de Cuatro el domingo 21 de febrero (21.30 horas).

Esta semana los Fernández siguen intentando convencer a 'La Gordita' para que vuelva a los brazos de Kiki. Se acaba el tiempo y la paciencia, así que, si el pequeño de los reyes del lujo quiere volver con su exmujer tendrá que tomar las riendas y entrevistarse con ella. El resto de la familia, como siempre, le apoyará.
La que sí ha avanzado un pasito hacia su objetivo es La Rebe. La pequeña de los Jiménez es una de las aspirantes para coronarse como Miss Gitana y ya ha iniciado su particular camino de perfección. En esas lides necesita la ayuda de Noemí, su ídolo absoluto, y de su marido Antón, que le han organizado unas clases preparatorias con tres famosos coaches: Rafa Méndez en expresión corporal, Noelia López para el desfile de pasarela y Boris Izaguirre, experto en modales y protocolo.
Pero el trabajo de Noemí Salazar no acaba con ayudar a su amiga, sino que tiene otra compleja misión: conseguir que Raquel, su madre y madrina de Mini-Noemí, luzca un físico perfecto para el bautizo de la heredera de la saga. De momento, y para conseguir en dos meses el deseado "cuerpo Beyoncé", se someterá a una sesión de acupuntura y otra de electrofitness. ¿Le dará tiempo a organizar la operación bikini en tiempo récord?
Por su parte, Los González ya tienen en mente el gran evento que les proporcionará la recaudación necesaria para construir el nuevo centro de reunión de la comunidad: el recital de Jorge en Villarejo de Salvanés. Pero antes de ponerse manos a la obra, Jorge tendrá que cumplir la promesa que le hizo a su representante, Tommy, de acompañarle a una protectora de animales si conseguía un concierto.
Los Montoya siguen a lo suyo. Saray tendrá que afrontar el pedido de una boda gitana en plena carrera hacia la Fashion-weekend sevillana y llevarla a casa de la novia, momento que volverá a sembrar el conflicto entre el matrimonio. Jorge, por su parte, empezará de una vez por todas con la grabación de su disco. Y por último, Naiara, la hija mayor, aprenderá de la mano de Cristo y en su barrio de siempre, las habilidades del oficio de peluquera. No sin esfuerzo porque como dice Cristo "la fama cuesta".