Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños consiguen material deportivo y escolar en ' Lo sabe, no lo sabe'

El 'Señor Cuatro' ha cambiado las reglas del juego. Los concursantes del programa no han sido ni nada más ni nada menos que niños.  Iván por un lado, y Olga y Antonio por otro, han sido los elegidos para concursar. Esta vez lo han hecho no por dinero, sino por una lista de necesidades para su club de fútbol y para su colegio respectivamente. Si por regla general los concursantes se van con las manos vacías si su elegido falla, el 'Señor Cuatro' ha hecho una excepción  por ser Navidad. Tanto Iván como Olga y Antonio han jugado sin correr el riesgo de perderlo todo.

Iván y su equipo jugarán en condiciones
El primero en concursar  ha sido Iván, el pichichi de un equipo de fútbol que se tiene que conformar con unas instalaciones bastante deficientes. Benito, el entrenador, se ha encargado de enumerar todo lo que le hace falta al club: balones y equipación, pintura para todo el campo, tierra, arreglo de los vestuarios, porterías y redes nuevas. Iván le ha puesto todas sus ganas, las mismas que tiene de ser cirujano plástico para operar pechos.  Sus compañeros de equipo han saltado de alegría al ver que el pichichi ha conseguido sus objetivos.

Olga y Antonio irán a clase sin casco
Antonio quiere ser portero de fútbol, y Olga estudiar derecho. Estos dos primos han concursado en pareja, como les ha indicado el 'Señor Cuatro' a Juanra y a Félix, padre de un alumno que acude a un colegio que se cae por momentos. Sin perder de vista su casco, han ido en busca de personas del pueblo que contestaran por ellos. Cada pregunta acertada, un desperfecto menos en su colegio. Fuentes,rampas, arena, y techos tanto para el comedor como para los baños es el resultado de lo bien que lo han hecho Antonio y Olga.