Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rufián: "Mamporrero y lacayo son grandes definiciones para dos señores que conspiraron"

La comisión de investigación de la denominada 'operación Cataluña' levanta la polémica. Gabriel Rufián asegura en 'Las Mañanas de Cuatro' que no se arrepiente de los adjetivos que dedicó a de Alfonso y añade que "mamporrero" y "lacayo" son dos definiciones "para dos señores que conspiraron". También responde Ana Pardo de Vera, directora de 'Público', ya que de Alfonso aseguró que las grabaciones que publicó el diario estaba manipuladas: "Se cree el ladrón, que todos son de su condición". 

Las declaraciones de Fernández Díaz y Daniel de Alfonso, exdirector de la oficina antifraude de Cataluña, despiertan la polémica. Uno de los protagonistas fue Gabriel Rufián, diputado de ERC,  que llamaba “gallo”, “corrupto”, “gánster” y “lacayo” a de Alfonso.
“Sí, me llamaron gilipollas pero, desgraciadamente es habitual”, ha dicho Gabriel Rufián en ‘Las Mañanas de Cuatro’. Rufián niega que se le ‘fuera la mano’ por los adjetivos que empleó: “Son dos grandes definiciones que recoge la RAE  para dos señores que conspiraron”, dice Rufián y añade que fue a ellos a quienes se les fue la mano porque “mintieron de forma flagrante”.
“Hasta pronto gánster, nos vemos en el infierno”, se despedía Rufián de de Alfonso y el diputado no se retracta: “Mafia y gánster son palabras que definen lo que hicieron de Alfonso y Díaz”.
Ana Pardo de Vera, a de Alfonso: "Se cree el ladrón que todos son de su condición"
De Alfonso también aseguró que las grabaciones están “manipuladas” y Ana Pardo de Vera, directora del diario ‘Público’, que sacó a la luz las grabaciones, responde en ‘Las Mañanas de Cuatro’: “Se cree el ladrón que todos son de su condición”.
La periodista afirma sometieron las grabaciones a una pericial y añade: “Asumimos todos los estudios y análisis que había que hacer antes de publicarlas, las escuchamos enteras y cogimos los cortes que eran importantes”.
“Menuda manera de ganarse la vida: mintiendo”, se quejaba de Alfonso y la periodista le deja claro que está orgullosa de su trabajo: “El periodismo es una profesión dignísima que nos ayuda a conocer a seres serviles con el Estado dispuestos a delinquir a cambio de recibir favores de un Gobierno como el señor de Alfonso, que es un mentiroso”.