Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Últimas horas de Miguel Blesa: crónica de un suicidio premeditado

La cabeza de Miguel Blesa daba vueltas a este viaje desde hace dos semanas, avisaba y lo cancelaba, tomaba una decisión y la contraria. El día de su muerte se levantó temprano y durante el desayuno pronunció sus últimas palabras: “Voy a llevar el coche a la sombra”. Después, un tiro. Cuando todos corrieron en busca de Blesa lo encontraron delante del coche con un tiro. Desde la primera llamada al 112 a las 07:50 horas hasta el veredicto de su autopsia, así fueron las últimas horas del banquero.