Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Isabel, con dos hijas, tiene que pedir ayuda pese a tener trabajo

Ana Isabel tiene 45 años y es madre de dos hijas. Trabaja, pero cobra 900 euros y paga 600 de hipoteca, con lo que tiene que recurrir a la ayuda de una fundación para poder llegar a fin de mes: “Tenemos un sueldo mínimo pero los gastos son máximos”.