Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verónica no puede pagar la luz que mantiene con vida a su hijo dos años

Aaron tiene dos años y tiene una enfermedad por la que tiene que estar conectado a cuatro máquinas. Las facturas de la luz de Verónica y David, sus padres, en ocasiones han llegado a los 600 euros, un mes normal no baja de los 240. Por ello han lanzado una petición en la plataforma de activismo' Change.org' para pedir a las Administraciones Públicas que les concedan el bono social (una tarifa eléctrica más barata para personas en riesgo de exclusión), así como que se les garantice el suministro eléctrico incluso en caso de avería. La pobreza energética existe y cada vez afecta a más familias, por tanto piden que el Gobierno ayude y de ventajas a los dependientes eléctricos.