Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho hospitales catalanes cobran cinco euros al acompañante para reclinar la butaca

Miguel tiene 64 años y explica que en algunos centros se han instalado butacas que se pueden reclinar sólo si pagas cinco euros: “Me parece una barbaridad, una porquería tener que cobrar al acompañante que encima que se tiene que quedar toda la noche y además incomodísimas”.