Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rato reclama 380 euros por dos cojines

Según la persona que le atendió, Rodrigo Rato acudió a una tienda para que le arreglaran dos cojines, sin embargo, no le convenció el presupuesto que le dieron y se marchó. Sin embargo, poco desués habría cambiado de opinión y habría dejado los cojines en la puerta del establecimiento, que estaba cerrado. Pasados los meses, acudió a recogerlos pero la tendera había decidido dejarlos en un contenedor de Cáritas. Ahora, Rodrigo Rato le reclama 380 euros.