Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marta Reyero y Oriol Elcacho, embajadores de lujo de 'Sea Skin'

Olaya es una emprendedora atípica. Tras varios años dedicada al mercado de lujo vendiendo yates, la crisis provocó que las ventas disminuyeran. Olaya se vio obligada a buscar una alternativa y se volcó en un proyecto en el que llevaba varios años trabajando: 'Sea Skin', una marca de cosméticos de alta gama basada en activos naturales e inspirado en la luz y el sabor del Mediterráneo.

Olaya proviene del mundo del lujo pero con la crisis la venta de yates disminuyó tanto que ella se ve obligada a reinventarse y crea una línea de cosméticos natural basada en activos naturales e inspirada en la luz y el sabor del Mediterráneo. 'Sea Skin' es el nombre de este proyecto con el que Olaya pretende competir con los productos cosméticos de alta gama. Sin embargo, no es fácil. Para llegar al 1% de las ventas de las marcas líderes Olaya debe multiplicar sus ventas por 30 y facturar tres millones de euros al año.

Su marca carece de visibilidad. tiene una web inapropiada y un plan de comunicación amateur.
La venta de los productos de 'Sea Skin' no es sencilla. Desde que se lanzara al mercado, Olaya se ha decantado por una estrategia comercial de venta directa en spas y pequeñas perfumerías. Sin embargo, no es sencillo. Su elevado precio y su escasa visibilidad hace que los clientes potenciales se decanten por otros productos. "Lo más importante, que es que es una marca ecológica y natural no se está explicando. A día de  hoy no se argumenta bien la marca", dice Olaya, que cree que un buen plan de comunicación sería vital para que la marca funcionara en el mercado.
Sin embargo un buen plan de comunicación no es prioritario. 'La incubadora' pone en contacto a Olaya con una importante agencia de comunicación. Paco Caro, su director, le recomienda no gastar mucho dinero en la estrategia de comunicación. El boca a boca y embajadores mediáticos son las claves para conseguir el éxito en el mercado en un primer momento.
Por otro lado, Susana Campuzano, una experta en lujo, recomienda cambiar el packaging del producto y hacer una presentación a los medios de su producto, que compite con los productos cosméticos de alta gama. Sin embargo, durante su reunión, Olaya desoye algunos de los consejos de la experta y asegura que la presentación del producto es perfecta y que no necesita ningún cambio.
La página web de 'Sea Skin' también necesita un cambio. "Es una página muy antigua. No tiene un diseño unificado, no es fácil de utilizar, no es fácil acceder a la información... Hay que hacer una página nueva", dice Eduardo Fierro, que crea para la marca una nueva página. "La página es más limpia, más clara y más enfocada al producto", le dice Fierro a Olaya, que queda encantada con el resultado. "Lo veo muy fresco y me parece muy fácil. Es un cambio radical y transmite muy bien la filosofía de la marca", dice Olaya.
Marta Reyero y Oriol Elcacho, embajadores de lujo de la marca
Olaya tiene que hacerse un hueco en el mercado y para ello es fundamental encontrar unos embajadores con repercusión mediática. Como primer paso, Olaya se pone en contacto con su amigo Jordi González, que le pone en contacto con Marta Reyero. Tras probar los productos decide ser la embajadora de la marca. "He probado los productos y funcionan muy bien en mi piel", dice la periodista.
Además de una embajadora de lujo, 'Sea Skin', una línea de cosméticos unisex, necesita un hombre que represente los valores de la marca. El top model internacional Oriol Elcacho ha aceptado la propuesta y colaborará con Olaya. "Tenemos muchas cosas en común y muchas cosas que se pueden halar", ha dicho Oriol, que se ha lanzado al mundo empresarial con una edición limitada de un vino joven elaborado por un amigo.
'Experiencia mediterránea Sea Skin'
Olaya tiene claro a qué publico va dirigido su producto y para ello ha creado 'Experiencia mediterránea Sea Skin', un producto de lujo que incluye cremas, yoga y comida mediterránea. Raquel Sánchez Silva será la primera en disfrutar de esta experiencia. "Ha sido increíble. Voy a salir llorando de este barco porque no quiero salir", dice la periodista.
Olaya trabajará con Carmen Navarro y da el salto internacional
Tras varios años de trabajo, Olaya se atreve a ofrecer su productos a la prestigiosa esteticista Carmen Navarro. Durante la entrevista, Carmen Navarro hace una primera prueba de los productos. "Me ha quedado la piel fenomenal". Sin embargo, la esteticista necesita más tiempo. Tras varias semanas probando el producto, Carmen Navarro decide dar una oportunidad al producto de Olaya.
Todo son buenas noticias para Olaya. Un spa de lujo de Oviedo decide ofrecer su producto a sus clientes. "Empieza a ser una marca reconocida y tener cierta notoriedad. El producto tiene fuerza, tiene posibilidades. Es un producto muy bueno, natural pero tendremos que trabajarlo más. Tendremos que hacer jornadas de puetas abiertas para que todo el mundo pueda probar el producto y comprobar que es muy bueno."  
'Sea Skin' comienza a tener una imagen de marca importante y consigue dar el salto definitivo gracias a una cadena de spas de lujo que permitirá a Olaya darse a conocer a nivel internacional. "Hemos conocido tu producto y parece ser que eres la única empresa que está lanzando un producto orgánico 100% a nivel internacional y nos gustaría saber si puedes distribuir tu producto a nuestros balnearios", le dicen los fundadores de los balnearios, que van a abrir centros en Chicago, Los Ángeles, Londres y Amsterdam.
Las ventas de 'Sea Skin' se multiplican gracias a 'La incubadora'
Tras su paso por 'La incubadora', Olaya se da cuenta de que necesitaba algunas modificaciones en su negocio. Ha cambiado la imagen de su web y ya tiene un embajador de lujo, Oriol Elcacho. Gracias a las novedades introducidas, su marca tiene un mejor posicionamiento y ha multiplicado las ventas. Sin embargo, hay cosas que no está dispuesta a modificar. Olaya se niega a cambiar el packaging y sigue empeñada en competir con las grandes marcas del lujo
Ver más de: