Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega la final de 'Killer Karaoke' con 30.000 euros aguardando al ganador

Los nueve aguerridos ganadores de cada programa lucharán por hacerse con el premio en la gran final del concurso en la que, además, Florentinto Fernández y Patricia Conde se convertirán en los padrinos de los concursantes y se retarán a participar en una de las temidas pruebas del 'talent show' más extremo.

Fueron 64 los concursantes que intentaron vencer al programa. Sin miedo a las culebras, a los mareos, a las alturas e incluso a las aparatosas caídas. Muchos cayeron en combate. O mejor dicho, callaron. Porque en 'Killer Karaoke' el reto no estaba en superar las duras pruebas, sino en hacerlo cantando. Solo nueve aguerridos cantantes consiguieron su objetivo y mañana martes, a partir de las 23:15 h, lucharán por hacerse con el premio en la gran final de 'Killer Karaoke': 30.000 euros.
No estarán solos en esta última batalla: Patricia Conde y Florentino Fernández, sus presentadores, se convertirán en padrinos del programa, asumiendo el papel que cada semana han desempeñado dos celebrities invitadas. Ahora serán Patri y Flo quienes apuesten por su favorito en cada prueba… Y quienes se jueguen sufrir en su propia piel la prueba final que tanto tiempo llevan evitando. ¿Tendrá que meterse Patricia Conde en el tanque de las serpientes? ¿Conseguirá Flo librarse de las cajas mágicas y no tocar los bichos que tanta fobia le provocan? Uno de los dos presentadores caerá en las redes de 'Killer Karaoke' y despedirá el programa igual que el resto de sus concursantes: pringado de arriba abajo, gritando y rodeado de insectos.
Cambios en la mecánica del programa para elegir al vencedor

'Killer Karaoke' cambiará notablemente la estructura de eliminación de concursantes en esta gran final. Tres pruebas con tres concursantes cada una permitirán expulsar al peor de cada ronda y afrontar una segunda fase con los seis mejores cantantes. Los semifinalistas se enfrentarán en tres duelos por parejas, de donde saldrán tres únicos vencedores. Estos tres finalistas se enfrentarán en el gran Disco Infierno, donde el vencedor se llevará 30.000 euros.