Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños de Kobane juegan entre escombros, cadáveres y morteros

Aunque sus ojos reflejan la tristeza de una guerra, en Kobane los niños siguen saliendo a la calle a jugar. Los colegios han estado cerrados durante muchos años y ahora intentan recuperar la normalidad, aunque las clases se imparten en edificios que han quedado en ruinas.