Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Síndrome de lisis tumoral

El nuevo paciente es un profesor de Química que sufre un colapso mientras hacía ejercicio.

El paciente es un profesor de Química de Instituto de 32 años. Se desmayó haciendo footing, tenía las cuatro extremidades paralizadas a pesar de que los escáneres no mostraban ninguna anomalía.
Taub cree que era por un problema hepático, la doctora Park se decanta por una hidrocefalia y Chase piensa que se trata de un problema cardíaco. House coincide con la idea de Chase porque tiene el potasio mal. Le tratan con esteroides y betabloqueantes.
Con el tratamiento, el paciente parece mejorar. Recupera la movilidad, pero durante una visita de su mujer empieza a vomitar sangre. Los médicos creen que se debe a una sustancia química que inhaló durante un experimento en el colegio. House decide cambiar el tratamiento a heparina en aerosol.
El paciente sufre una crisis sicótica y ataca a Chase con un bisturí. House termina descubriendo que tenía un tumor en los nodos linfáticos. La explosión durante el experimento hizo que las células cancerosas se abrieran, provocando lo que se llama el ‘síndrome de lisis tumoral’. Su cuerpo estaba lleno de fosfatos, potasio, ácidos.
El síndrome de lisis tumoral suele darse durante la quimioterapia y la radiación de cánceres hepáticos. Se trata de un desequilibrio del metabolismo tras la muerte de las células malignas. 
Para el tratamiento de la enfermedad, House propone radiación general y plasmaféresis