Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El peor momento personal de Carrie

Durante su estancia en los Estados Unidos, Carrie ha intentado pasar un día normal con su hija. Sin embargo, los recuerdos que el bebé le provoca son tan difíciles de procesar para ella que, después de que visitaran juntas la antigua casa de los Brody, la agente de la CIA ha estado a punto de dejar que su pequeña se ahogara en la bañera.