Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El reparto de tareas domésticas no contenta a todos por igual

La peor parada en el reparto de tareas domésticas fue Cayetana, pero no se lo tomó tan mal como cabía esperar porque a la hija del marqués le tocaron... ¡¡los baños!!!. En el momento se quedó planchada. Después reconoció que "los de las chicas, bueno; pero los de los chicos, la taza y eso, yo eso no lo quiero limpiar.
La plancha le tocó a Macarena y eso que no tiene ni idea. Veremos qué pasa cuando lleguen las primeras quemaduras...
Cuando Jessica leyó que a ella le toca hacet la colada, la pregunta no pudo ser más directa: "¿Qué es eso?".
A Eduardo, le tocan las habitaciones: "Me parece bien", asintió satisfecho. Como Christian, que también se conformó con su tarea: salón y zonas comunes.
Mucho peor se lo tomó Paula, al leer que tenía que limpiar la cocina. Y ella, que ya está con cara de no y que es muy vaga muy vaga, fue la que más se enfadó. "Se suponía que íbamos a poder hacer lo que quisiéramos, ¿no?".
Gemma es la encargada de los exteriores: jardines y animales. "¡Pero si está nevando!... Además "que venga un quitanieves y ya está". Buen razonamiento el de la catalana: ¡Sí señora!
Eduardo ha elegido para sí mismo hacer comidas y cenas... Pero también es su responsabilidad, como capataz , que los demás hagan bien sus tareas.
¿Lo conseguirán?