Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Secretos churruquis: Marc está colado por Paula, pero es Maca la que le come la boca

Marc vive por y para ellas. Nos lo dijo él mismo, nos lo confirmó su madre y ahora lo corroboramos en Hijos de papá.
El mallorquín que tenía a la mitad de la población femenina de la isla persiguiéndole, ha encontrado en Hijos de papá a la horma de su zapato, Paula, que pasa de él olímpicamente. Eso... por ahora: Habrá que ver cómo va el cortejo...
Os vamos a contar un cotilleo: El día de la fiesta desmadre, Marc confesó que estaba coladito por Paula; que tuvo un ataque de celos al verla hablando con otros chicos; y que, a lo mejor, esta fiebre de amor se le pasa en cuanto se la lleve a la cama... porque eso es, en definitiva, lo que siempre le ocurre. ¿Fino, no?
Ahora viene el quiz de la cuestión: Si en principio Paula (por cómo habla de ella) es solo un caprichito de niño bien al que no se le resiste ninguna chica, un asesor sentimental le diría que tiene que cambiar de estrategia. Al ser un chico que donde pone el ojo pone la bala, debería enfocar hacia Macarena, que en la fiesta no es que se le insinuara, no: ¡Es que le comió la boca cual leona hambrienta!
Ahí está la prueba del delito para que juzguéis vosotr@s mism@s.