Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Delirios de grandeza y falta de respeto, en la nueva entrega de 'Hermano Mayor'

Pedro García Aguado contará con la ayuda de Cabo Vadillo para enfrentarse en su octava entrega a un caso protagonizado por un joven con una acusada vena narcisista que le lleva a creerse por encima de todo y que chantejea a sus padres por su separación.

Diego, protagonista de esta emisión, domina y humilla a sus padres, separados desde hace unos años, y se niega a trabajar o estudiar, convirtiéndose en uno de los retos más complejos para Pedro García Aguado, que en esta ocasión contará con la ayuda de Pablo Vadillo (“Cabo Vadillo”) quien pondrá al joven en su sitio haciéndole reflexionar sobre la peligrosidad de sus 'negocios'.
Sin límites de ningún tipo. Ni individuales ni familiares. 'Hermano Mayor' tendrá que echar mano este viernes de todos sus recursos como terapeuta para intentar reconducir este caso del que depende la estabilidad familiar.
Chantajes y humillaciones, principales puntos de mejora
Diego, de 'Hermano Mayor'
Diego tiene 19 años y hace cuatro, coincidiendo con la separación de sus padres, se trasladó a vivir a otro pueblo junto a su madre. A partir de ese momento, comenzó a martirizar a ambos por haberle separado de sus amigos. Aunque su domicilio actual tan sólo dista diez kilómetros de la antigua casa familiar, la mudanza le ha servido como excusa perfecta para chantajear a su familia, dejar de estudiar y de ayudar en las tareas domésticas, apropiarse de todo lo que le apetece y humillar continuamente a sus progenitores.
El joven es vago y tiene una exagerada vena narcisista que le hace creerse superior a los demás. Necesita urgentemente una cura de humildad, pero hasta el momento nadie ha sido capaz de proporcionársela. Es el momento de que Pedro García Aguado entre en acción. En casa de Diego, el terapeuta conocerá lo que el chico llama su ‘centro de operaciones’, un ordenador y un móvil desde donde compra y vende por internet diversos objetos sin saber su procedencia. Diego ha hecho de los trapicheos su modo de subsistencia hasta el punto de que, para él, la vida ideal consiste en hacerlo todo desde el sofá de su casa. Mientras tanto, humilla a su padre por haberse quedado en paro con 45 años y no encontrar trabajo.
Para esta cura de humildad, Pedro García Aguado recurrirá al cabo Pablo Vadillo, que pondrá a Diego en su sitio haciéndole reflexionar sobre lo peligroso de sus peculiares negocios.
Por último, la psicóloga Sonia Cervantes trabajará con la madre de Diego para recuperar la autoestima perdida. Además, el programa contará con Soraya, participante de la temporada anterior de “Hermano Mayor”, que realizará una actividad con el joven para hacerle entender el valor del trabajo personal y poner límites a sus desaforados delirios de grandeza.