Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'Hermano Mayor' se enfrenta a dos casos marcados por el odio y la intolerancia

Hermano Mayor: Marcoscuatro.com

Un joven dominado por una ideología radical y una muchacha llena de odio hacia su madre protagonizan las nuevas entregas de 'Hermano Mayor', que Cuatro estrenará mañana viernes, 27 de diciembre, a partir de las 21.30 h.

Marcos muestra auténtica aversión hacia los extranjeros y no respeta otra orientación sexual que no sea la suya. El carácter intolerante de Marcos marca la vida familiar, una existencia marcada por el rechazo hacia sus padres y el victimismo de sentirse menos querido que sus hermanos. "Por mis padres siento mucho odio, se han merecido más de una vez un guantazo", afirma. Aunque les ayuda en su trabajo de feriantes en mercados medievales, la única ambición de Marcos es jugar a juegos bélicos de la vídeo-consola. Mientras el joven malgasta su vida, los padres también se han distanciado entre ellos, culpándose mutuamente de la actitud de Marcos. Pedro y Sonia tendrán que trabajar intensamente con ellos para hacerles comprender la importancia de mantener una postura única, mientras intentan hacer entender a Marcos que su radicalismo solo le conduce a la vergüenza. Por su parte, Marcos recibirá la ayuda del actor Pepón Nieto y de Julio, de la quinta temporada del programa, quienes le harán ver cómo un entorno familiar unido y estable es fundamental para tener una vida plena.
Jenni, vengativa y cruel
Hermano Mayor: Jenni

La segunda protagonista de 'Hermano Mayor' es un caso claro de abuso de control y de cambio de roles: Jenni, de 20 años, coarta la felicidad de su madre prohibiéndole rehacer su vida tras la muerte de su padre. La vigila al minuto, registra su habitación y le impone sus normas con agresiones y amenazas. La autoridad familiar emana de ella a base de violencia, sin importarle el daño que pueda infringir: "Mi madre me da mucho asco, no la quiero", dice Jenny con frialdad. "Mi hija es machista, me da miedo, no quiere que sea feliz", dice la madre, paralizada por la actitud de la joven.
Una vez más, Pedro García Aguado y Sonia Cervantes, que resulta ser una influencia fundamental para la joven por la admiración que despierta en ella, trabajarán en un doble nivel, con Jenni y con su progenitora, para corregir malas actitudes y encauzar la relación. Jonathan, participante en otra edición del espacio, y el equipo femenino del mundo de waterpolo, terminarán de completar la terapia compartiendo con esta joven el valor de la determinación y del trabajo en equipo.