Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco se reconcilia con su familia e intentará volver al ejército

Tras varias semanas de trabajo, Pedro García Aguado consigue que Francisco se abra y le cuente la verdad sobre lo sucedido en el ejército. Francisco reconoce que lo dejó por una chica y que luego ella le dejó. "Cuando lo dejé era como si hubiera fracasado para mi familia. No me quería echar la culpa a mí mismo ni quería afrontarlo. Estaba enfadado conmigo mismo", ha dicho Francisco, que gracias a la ayuda de Pedro García Aguado intentará regresar a las fuerzas armadas.

La convivencia con Francisco era un auténtico infierno. Amenazante, agresivo y dictador, pagaba con su familia su frustración por abandonar su sueño: el ejército. Francisco había impuesto su ley en casa. Obliga a su madre a trabajar para darle el dinero que necesita aunque esté enferma y débil. "Soy un hijo de puta que viene a amargarte la vida. De aquí para dentro yo soy el puto amo porque es mi casa", llegó a decirle a su madre.
La relación con su madre era muy tensa. "No siento ningun cariño por mi madre. Aunque la economía sea mala lo poco que hay es para mí. Si no me lo da por las buenas, uso la violencia", decía Francisco, que lo conseguía todo a base de gritos y se consideraba el dueño y señor de su casa. Odiaba a su hermano y en contra de su madre había prohibido su entrada en la casa familiar. Francisco reprochaba a su hermano que fuera a su casa únicamente a pedir dinero a su madre pero él hacía lo mismo y no se da  cuenta. "Siempre pasas de mí y sólo vas a casa a pedir dinero a mamá",
"Hace años que no escucho un te quiero"
Francisco se sentía frustrado por dejar el ejército y lo pagaba con su familia a la que le reclamaba un mayor apoyo. "Me dejas de lado, hace años que no escucho un te quiero", le decía a su madre durante un ejercicio de la terapia de 'Hermano Mayor'. Sin embargo, no era la falta de apoyo lo que le hacía a Francisco un joven agresivo. Gracias a la terapia con Pedro García Aguado y el equipo de 'Hermano Mayor', Francisco va derribando el muro que le impide reconocer sus miedos.
Francisco se da cuenta de que está enfadado consigo mismo
Tras varias semanas de trabajo, Franscisco se da cuenta de que él era el único culpable de su situación y que había sido incapaz de afrontarla. Una chica fue el motivo que le llevó a dejar el ejército y ahora no sabía cómo recomponer su vida. Francisco sentí aque lo había perdido todo y era incapaz de dar un paso adelante para recuperar sus sueños. "Estoy enfadado conmigo mismo y lo pago con mi madre", le ha reconocido a Pedro García Aguado tras rendirse durante un ejercicio del ejército. "Esto es una mierda. Yo antes lo hacía y ahora no puedo. ¿Por qué no puedo?"
Poco a poco, Franciso se va despojando de su coraza. El ejercicio con una equipo femenino de rugby saca lo mejor deL, que supera su miedo al fracaso. "Cuando terminas de hacer lo que quieres te sientes bien. Quiero saber hasta donde puedo llegar. Antes, esto habría sido una humillación para mí pero estoy superfeliz porque estoy sacando todo lo que tengo dentro", dice Francisco a las chicas.
Francisco reconoce su miedo a volar
El amor no fue lo único que apartó a Francisco del ejército. La muerte de una compañera durante unas maniobras le marcó y le provocó un gran miedo a volar. Francisco nunca habló del accidente, nunca confesó sus sentimientos a nadie y el problema se enquistó. Gracias a Sonia Cervantes, Francisco habla por primera vez de este trágico accidente y consigue superar sus miedos. 
Julio, un exhermano mayor ayuda a Francisco
Dos años después de su paso por 'Hermano Mayor', Julio se reencuentra con Pedro García Aguado para ayudar a Francisco. "No puedes echar las culpas a una persona que sólo quiere ayudarte. Ojalá con 15 años hubiera hecho caso a mis padres. Todo no te va a venir de golpe. A mí me ha costado casi cuatro años conseguir muchas cosas. Te tienes que menear y eso está en la cabeza", le ha dicho Julio, que ha escrito un libro para ayudar a gente que atraviesa situaciones parecidas a las que él vivió.
Francisco volverá al ejército
Tras varias semanas de terapia, Fran reconoce a su familia sus miedos. Por primera vez, Fran reconoce que el fallecimiento de una compañera le hizo coger miedo a saltar en paracaídas y que dejó las fuerzas armadas por un chica. "Necesito abrazaros. Os quiero", les dice Fran, que va a realizar las pruebas de acceso al ejército para seguir adelante con su sueño.