Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de Laura le amenaza con llamar a la policía si se sigue comportando así

Laura, obsesionada con su imagen, sólo se preocupa de sus extensiones y de su físico. Su madre le pide que colabore y recoja su cuarto, a lo que Laura se niega. Es entonces cuando comienzan los problemas, y Laura se vuelve violenta. Su madre, ante la desesperación, le amenaza con llamar a la policía o a su padre.