Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tamara: "El alcohol se ha terminado para mí"

La convivencia en casa de Tamara se había convertido en un infierno debido a su caracter impulsivo, controlador y celoso, que se ve agravado por su problemas con el alcohol. A su 24 años, Tamara no tenía ninguna inquietud y disfrutaba humillando a su madre y su hermana, que vivían aterrorizadas por sus ataques de ira. Gracias a Pedro García Aguado, Tamara mira al futuro con esperanza, afronta sus problemas y deja de refugirarse en el alcohol.

"Me encanta beber." Así de tajante se mostraba Tamara. Sin trabajo, sin ninguna inquietud y sin la valentía sufiente para afrontar sus problemas y sus miedos, Tamara se refugiaba en el alcohol para evadirse de sus problemas. "Tengo una mierda de familia. Bebo para evadirme de la realidad. Me siento eufórica, hiperactiva, siempre estoy en movimiento, de risas....", decía Tamara.
Los gritos, las humillaciones y los menosprecios eran su forma de comunicarse con su madre y su hermana, con las que mantenía una complicada relación. La vida en su casa se había convertido en un auténtico infierno. Sus ataques de ira aterrorizaban a su madre y su hermana, que eran incapaces de ponerle límites para evitar que su vida se convirtiera en una espiral destructiva que pudiera costarle la vida. A sus 24 años, Tamara era adicta al alcohol y había sufrido cuatro comas etílicos.
 "A veces es mejor tener menos dinero y estar ahí con tus hijos"
Incapaz de afrontar sus problemas y de expresar sus miedos, Tamara buscaba refugio en el alcohol. Desarmar su coraza era complicado pero tras varios días de trabajo, Pedro García Aguado descubría de dónde venía tanto rencor. El padre de Tamara las abandonó y su madre tuvo que sacarlas adelante, lo que ha provocado que Tamara haya sentido que su madre estaba ausente en muchos momentos. "A veces es mejor tener menos dinero y estar ahí con tus hijos", le decía Tama a su madre.
Por primera vez, Tamara era capaz de expresar su dolor. "Mi padre se fue pero ella tampoco hizo nada. Una buena mujer retiene a su hombre a su casa", gritaba Tamara a su madre. "Con ocho años me he criado con mi hermano. Una madre no hace lo que tú has hecho. Ella no estaba conmigo", gritaba desesperada Tamara.

El padre de Tamara las abandonó
Tras descubrir el trasfondo del problema de Tamara, Pedro García Aguado hablaba con su madre y su hermana para profundizar y descubrir lo que ocurrió. La hermana de Tamara le revelaba que cuando era niña descubrió a su padre con otra mujer y su madre tomó la decisión de separarse. Tamara no perdonaba a su madre que desde ese momento estuviera ausente por motivos de trabajo. 
"Tengo que afrontar mis miedos y confiar más en la gente"
Poco a poco, Tamara se daba cuenta de sus problemas. El trabajo con Pedro García Aguado y con todo el equipo de 'Hermano Mayor' le ayudaba a tomar conciencia de que tenía que cambiar sus hábitos para poder empezar de cero. No iba a estar sola en el camino. Su madre y su hermana serían una parte fundamental. "Tengo que afrontar mis miedos y confiar más en la gente"

Dani, una nueva ilusión para Tamara
Desde hace dos meses, Tamara ha iniciado una relación con Dani, otro joven que dejó el alcohol gracias a 'Hermano Mayor'. Al conocer esta relación, Pedro García Aguado cree que es positivo que éste le cuente su historia para que Tamara abra los ojos y se dé cuenta de los errores que está cometiendo y de lo autodestructivo que es el camino que ha tomado. "Mi apoyo es mi madre y mi hermana. Todo lo perdí y todo lo estoy consiguiendo poco a poco. Tienes que esforzarte. A mi lado quiero una chica que no beba y que me apoye y vivir tranquilo y feliz. Tenía dos problemas me pasaba con mi madre y el alcohol, que te hunde más. No sirve para nada", le dice Dani a Tamara, que le promete, antes de besarse por primera vez, que cambiará.

"Para mí el alcohol se terminó"
Para afianzar el cambio de Tamara, Pedro García Aguado se la lleva de patrulla para mostrarle cómo puede terminar si sigue bebiendo. La experiencia marca a la joven que decide cambiar de vida. "Para mí el alcohol se terminó", le dice al coach.
Tras varias semanas de trabajo, Tamara ha comprendido que su vida tiene que cambiar. "Ya he dejado de salir con mis amigas por la noche", le ha confesado Tamara a Pedro García Aguado, a quien le confiesa que se avergüenza de como era. "Me da vergüenza verme. No hay que hablar así a una madre." Tamara quiere una nueva vida en la que el alcohol no tiene cabida. El camino no será sencillo pero su familia estará ahí para ayudarla en los momentos difíciles.
Tamara ha roto con su pasado y quiere una nueva vida en la que su hermana, su madre y su novio Dani ocupan un lugar muy importante. Después de varios años metida en una espiral destructiva, Tamara está dando los primeros pasos para recuperarse y dejar el alcohol. Su familia será su gran apoyo. "No pierdas este tren. Te queremos mucho", le ha dicho su madre.