Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Gracia Aguado consigue unir de nuevo a Amalio con su hijo

Desde que murió su madre, Alejandro y su padre no se podían ni ver. La falta de la que era su gran 'aliada' dentro de su casa hizo que Alejandro se desestabilizara por completo, cayera en las drogas para evitar su sufrimiento y se peleara a diario con un padre que no supo ver a tiempo lo mal que lo estaba pasando su hijo. Hoy, gracias a la intervención de Pedro García Aguado, la familia de Alejandro se ha vuelto a unir.

Pedro García Aguado ha regresado a la pequeña pantalla para convertirse en el hermano mayor de Alejandro, un adolescente que sufrió mucho con la muerte de su madre, a quien estaba profundamente apegado, y que aprendió a canalizar ese sufrimiento refugiándose en las drogas e intentando llamar la atención de su padre y de su hermano mostrando un comportamiento rabioso y agresivo totalmente fuera de lugar. 
Llamadas de atención desesperadas
Desde la muerte de Paloma, Alejandro comenzó a robar a su propia familia para poder pillar droga y así encontrar consuelo al intenso dolor que estaba sintiendo. Su actitud llegó a ser tan agresiva y mezquina que incluso llegó a robarle a su padre las joyas que quedaban de su madre para poder venderlas y drogarse. Amalio y su otro hijo, desesperados, echaron a Alejandro de casa y la respuesta de éste fue un estallido de furia que provocó que quisiera pegar a su hermano con un bate de béisbol.
Este ha sido el panorama que se ha encontrado Pedro García Aguado en su propósito de ayudar a Alejandro, a quien ha tenido que hacer entrar en razón en un doble sentido: primero, comprenderse a sí mismo y asumir el gran dolor que ha estado sintiendo. Y segundo, ponerse en el lugar de su padre y sincerarse con él.
Padre e hijo, cara a cara
La intervención de la psicóloga de 'Hermano Mayor' ha sido clave en esa conversación entre padre e hijo. Amalio y Alejandro han hablado por turnos y, por fin, se han escuchado sin gritos ni golpes. Alejandro ha tenido que comprender que su padre le quiere mucho y que no es su enemigo y Amalio que su hijo realmente estaba necesitando ayuda tras la muerte de su madre. Alejandro también ha hablado con su hermano, todos se han pedido perdón y se han fundido en un fuerte abrazo.