Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álex: "Aunque papá no esté sé que está unido a nosotros"

Tras varias semanas de trabajo con Pedro García Aguado y su equipo, Álex se ha dado cuenta de que su familia son su gran apoyo. Ellos también han sufrido la pérdida de un ser querido y eso debe unirles más en lugar de separles y enfrentarles. Álex quiere empezar de cero y recuperar a su hermano, ése con el que compartía juegos y risas cuando era niño, y con su madre, a la que no piensa defraudar y que será el pilar de su nueva vida.

Álex se ha reconciliado consigo mismo. Después de varias semanas de trabajo, el joven se da cuenta de que no puede pagar el vacío que siente con su hermano y su madre. Ellos también han perdido a una de las personas más importantes de sus vida. A los tres les falta un pilar fundamental. Su hermano también ha perdido un padre y su madre ha tenido que sacarles adelante sin el apoyo de su marido.
Gracias a Pedro García Aguado y a su equipo, Álex se ha dado cuenta de que tiene que cambiar. La relación que mantiene con su madre y su hermano sólo le debilita a ún más. Ellos son fundamentales en su vida. Sólo ellos, gracias a sus recuerdos, pueden enseñarle cómo era y transmitirle el amor y el cariño con el que esperaba su llegada al mundo. Gracias a ellos su padre estará más cerca para enseñarle el camino.
Álex abraza a su hermano
Emocionado, Álex ha leído una carta de su hermano. A partir de ahora su relación va a cambiar y por primera vez se han abrazado. "Te pido perdón y que te voy a dar el respeto y el cariño que nunca te he dado", le ha dicho a su hermano.
Álex pide perdón a su madre
Los gritos y las peleas ya no tienen cabida en la vida de Álex. No quiere repetir los errores del pasado. Álex se ha dado cuenta de que su madre ha sufrido demasiado. "No voy a volver a hacer lo que he hecho, por mi padre. Aunque no esté sé que está unido con nosotros, sé que está con nosotros", ha dicho Álex que por primera vez habla de su padre con su familia.
Los recuerdos duelen pero Álex y su familia se han dado cuenta de que hablar sobre su padre les sirve de bálsamo y llenará, en parte, el vacío del joven, que ha sufrido durante años la frustración de vivir sin la figura paterna y no poder hablar de ello con su familia. Álex ya no tendrá que recurrir a su abuela para conocer a su padre. Los buenos momentos no pueden caer en el olvido y la figura paterna les ayudará a sobrellevar los problemas. Álex ha encontrado en su padre la fuerza que necesita para cambiar. La tristeza y la angustia han desaparecido y Álex puede reconstruir su vida.