Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro García Aguado: “Los padres necesitan más seguimiento que los chicos después de pasar por el programa”

Pedro García Aguado, el "Hermano Mayor", ha respondido a las preguntas de Cuatro.com con motivo de la nueva temporada del coach que ayuda a jóvenes conflictivos y con problemas familiares

Cuatro.com: ¿Qué vamos a poder ver en esta nueva temporada?
Pedro García Aguado: Se van a poder ver muchos perfiles diferentes, de trastorno de conducta de chicos y chicas. Vamos a ver, lamentablemente, parte de la violencia que ellos ejercen en casa. Habrá momentos muy emotivos
Cuatro.com: Hemos podido ver en este primer programa que, como novedad, también trabajáis con los padres. Tu trabajo y el de Sonia Cervantes,  ¿en qué sentido está orientado a los padres de los chicos?
Pedro G. A.: Normalmente nosotros nos encontramos con chavales que han empezado a decidir de una manera que les posiciona como auténticos tiranos en casa, pero claro, esa situación también está provocada, en cierta parte, por responsabilidad de los padres, que no han sabido poner normas o no saben cómo tratar diferentes situaciones que sus hijos les plantean. Tanto Sonia como yo les damos una serie de pautas que les permiten, después de habernos ido nosotros de la casa, seguir manteniendo un estado de convivencia saludable.
Cuatro.com: A lo largo de estos años hemos podido ver en Hermano Mayor situaciones un tanto complicadas, ¿en algún momento habéis vivido una situación de riesgo para el equipo y/o para la familia de los chicos?
Pedro G. A.: Yo no podría decir situación de riesgo, pero sí que son situaciones muy tensas. Cuando tú trabajas con material inflamable, como pueden ser estos chicos, no sabes nunca qué puede pasar. Siempre que entro en una casa, parto de la base de que esos chavales necesitan ayuda y que todo ese comportamiento nace del malestar, provocado por muchas situaciones que han vivido durante años. No pensamos que nos puedan hacer daño a nosotros, a alguien del equipo...todo lo contrario. Yo creo que ellos solo tienen focalizados el odio y la rabia con sus familiares, y fuera de casa son capaces de mostrarse incluso de una forma social. Nos da más miedo el riesgo que puedan correr los padres y ellos mismos
Cuatro.com: La temporada pasada ya vimos que contaste con la ayuda de amigos deportistas. Este año sabemos que vas a contar con Pablo Motos, Vega, Álvaro Bautista y algún otro amigo personal, ¿en qué les puede ayudar a los chicos estas personas?
Pedro G. A.: Con estos testimonios lo que hemos querido es transmitirles la capacidad que tienen las personas de superar adversidades, incluso el esfuerzo quehan tenido que realizar muchas de esas personas que, posiblemente ahora son referentes para ellos, pero que han tenido comienzos duros. Algunos de los chicos carecen de formación, pero aún así no se tienen por qué rendir y tienen que esforzarse en buscar trabajo, en intentar volver a formarse de alguna manera para abrirse hueco en esta vida, que la verdad no está nada fácil. Estos testimonios les enseñan que se puede llegar a lo más alto, pero que se requiere muchísimo esfuerzo y, sobre todo, hacedles entender que los comienzos no son fáciles para nadie
Cuatro.com: ¿Has tenido alguna decepción con algún chico?, ¿has tirado alguna vez la toalla?
Pedro G. A.: Sí que hay momentos que pienso que el asunto está muy muy difícil y no creo que pueda ayudarle en todos los aspectos que él necesita, pero en ningún momento tiramos la toalla, siempre decimos, si por aquí no nos va bien, vamos a utilizar otra estrategia y al final de todo siempre queda esa gratificación de haber dado lo mejor de nosotros, haberles mostrado a esas familias alternativas y darles herramientas que, seguramente si no hubiéramos ido a sus casas, nunca habrían tenido al alcance de su mano para solucionar la situación. Al final lo que queda es una sensación de gratificación importante
Cuatro.com: Imagino que el paso por el programa no es el fin de la terapia, ¿hacéis seguimiento de los chicos?, ¿seguís trabajando con ellos de alguna manera?
Pedro G. A.: En algunos casos se quedan el correo electrónico de Sonia, se quedan en contacto conmigo, les dejamos a veces con especialistas de la zona y sí que es cierto que alguno continúa en contacto con nosotros. Hay otros casos que se quedan más o menos resueltos y no necesitan nada. Los que realmente necesitan después mucho seguimiento, más que los chavales, son los padres, porque no lo han sabido hacer hasta ahora y, simplemente, por dejarles unas pautas, tampoco lo van a saber hacer, por eso sí necesitan más asesoramiento. Los chavales rápido adoptan otro tipo de postura y entienden que así no se pueden seguir comportando.