Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Jessica

Pedro García Aguado tiene este viernes a las 21h30 un nuevo reto, y no va a ser nada fácil. Se trata de ayudar a Jessica, una joven de 17 años muy rebelde. Su comportamiento está haciendo imposible la convivencia en su hogar. Responde con gritos e insultos a cualquier intento de diálogo, y se niega a obedecer ninguna orden
La relación con su madre está marcada por la tensión. Jessica la acusa de no apoyarla ni creerla nunca, prefiriendo siempre a su hermano. La madre, por su parte, no aguanta la actitud de su hija. Que no estudie ni trabaje y se pase el día en casa, sin hacer nada y sin ayudar siquiera en las tareas domésticas le resulta incomprensible.
Jessica tiene también graves problemas con la pareja de su madre. No soporta que viva en la casa, y lo acusa de robarle la atención de su madre. Con su hermano la relación es igual de mala que con el resto de la familia, y llevan mucho tiempo sin hablarse.
Por culpa de su comportamiento a Jessica le han prohibido que suba su novio a casa, lo que ocasiona más problemas y desestabiliza aún más si cabe su relación con su familia.
Jessica tiene un temperamento muy fuerte y la tensión en casa se dispara continuamente. Su familia necesita que se normalice la convivencia y deje de culpar a los demás de todos sus problemas.
En este caso, Pedro García Aguado, como Hermano Mayor en funciones, se vuelca no sólo en la relación de Jessica con su madre y su hermano, sino que también pone mucho empeño en que Jessica respete a la pareja de su madre y pueda convivir con él. Además, es la primera vez que Pedro también trabaja con el novio de la joven