Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo nunca visto: Jero García se marcha sin conseguir su objetivo con Alejandro

Lo nunca visto: Jero García se marcha sin lograr su objetivo con Alejandrocuatro.com

Jero García sabía que Alejandro no iba a ser un caso fácil pero, ¿se esperaba el boxeador que la cosa se complicara hasta tal punto? Alejandro ha conseguido tener bajo a su control a todos los miembros de la familia a través de sus amenazas y episodios violentos, algo que no ha dudado en poner en práctica con el propio Jero. El boxeador ha reconocido que se trata de una situación hasta el momento desconocida para él, lo nunca visto en 'Hermano Mayor'. 

Alejandro, pese a tener solo 19 años, ha conseguido someter a toda su familia a base de agresividad y amenazas. Hasta tal punto llega la tiranía del joven en el domicilio familiar, que en ocasiones su madre y su padrastro tienen que irse a dormir a un hostal por el miedo que les produce pasar la noche junto a él. Su hermano pequeño, Enrique, intenta mediar en una pelea entre Alejandro y su padrastro, algo que termina de la peor manera posible. Alejandro no duda en arremeter violentamente contra los miembros de su familia, incluso contra su anciana abuela.
El caso al que se enfrentaba en esta ocasión era especialmente complicado pero lo que Jero ha descubierto al llegar al domicilio familiar le ha dejado K.O. Entre insultos y amenazas, Alejandro la ha emprendido a golpes con Jero, ante lo cual el boxeador solo ha podido defenderse. Nuria, su madre, solo podía llorar ante el bochorno que estaba soportando.
En muchas ocasiones, Alejandro ha obligado a su hermano pequeño a dormir en el coche por el miedo que sus arranques violentos le provocan. Jero García ha querido que el joven sintiese en su piel lo que supone pasar la noche en un garaje, pero algo no ha salido bien… Lejos de amedrentarse, Alejandro se ha puesto violento de nuevo con Jero y entre insultos y golpes ha dejado claro que no pensaba participar en la terapia que el boxeador proponía.
Cuando los jóvenes ven las imágenes de su erróneo comportamiento reconocen su mal hacer y romper a llorar, aunque no siempre… Alejandro ha visionado junto a Jero las violentas escenas en las que la emprende a golpes contra su familia y, lejos de romperse, ha mostrado una sonrisa. “Me arrepiento de haber roto los muebles, pero ellos se merecen que les trate así, es imposible que yo les pida perdón”. Alejandro ni siquiera ha aceptado abrazar a su familia.
Ver más de: