Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andrés obliga a sus padres a recoger su habitación y amenaza con volver a desordenarla cuando terminen

Mientras buscaba la pistola de bolas que su padre le ha escondido, Andrés ha puesto patas arriba su habitación, sacando toda la ropa del armario y dejándola, junto con los cajones, tirada por el suelo. Sus padres le han pedido que lo recoja pero éste no solo se niega en rotundo, sino que acaba observando cómo sus padres lo hacen por él. Es más, amenaza con volver a desordenarlo en cuanto terminen: “Cuando acabéis de recogerlo, va a pasar lo mismo”, advierte. No contento con esto les ordena darse prisa y les manda callar cuando protestan.