Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tury, el Robin Hood de los taxistas

Con solo diez meses de experiencia, Tury reconoce que "le falta un hervor", aunque alguno puede pensar que lo que le falta es un tornillo. Este taxista del turno de noche de Madrid, es todo un personaje. A su taxi se sube todo tipo de gente y él, en sí mismo, es bastante peculiar. "Mi taxi es como una cabina de la felicidad, la gente entra triste y sale contenta", asegura.