Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tony no quiere hacerse un análisis de sangre

El Ministerio obliga a todos los empleados a hacerse una analítica y Tony, que pánico a los agujas, no quiere hacerse las pruebas. Al final, los resultados son sorprendentes, mientras Tito, con todo lo que se cuida, tiene problemas que no conocía, el golfo de Tony tiene una salud envidiable.