Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

César se ha comprado unas ‘Destroyer’

El cliente gay del gimnasio aparece en el vestuario con las zapatillas ‘Destroyer modelo Atila y todos caen rendidos a sus pies. Las zapatillas que valen 300 euros tienen el “sistema destroyer es la poller” que da masajes mientras caminas es la envidia del gimnasio, pero tienen una pega: la empresa acumula varias denuncias porque no respeta el medioambiente e la fabricación.