Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tony instala varias cámaras de vigilancia dentro del gimnasio

Tony toma la decisión de poner cámaras de seguridad en el gimnasio por una oleada de robos en el barrio. Los clientes no responden todos igual a esta medida, mientras Maximiliano cree que es un abuso contra la intimidad, Vanessa ve con buenos ojos la llegada de las cámaras.