Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berta, a gritos y martillazos

Tony les pide a sus empleados que no griten por el gimnasio, no es nada profesional. Por este motivo ha decidido entregarles walkie-talkies para que se pueden comunicar sin chillar. Una buena idea pero hace que escuchen cosas raras. Tito, sin querer, oye como a Berta se le va la mano con Vanessa...