Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cobrador tenor

Miguelón, el cliente más fiel de 'Gym Tony' ha encontrado un trabajo en 'Los tres tenores', una empresa de cobro y el primer moroso al que debe reclamar la deuda es Tony. Durante un día entero, Miguelón deberá perseguir a Tony cual Pavarotti cantando ópera y el dueño del gimnasio acaba desquiciado. Aunque podría haber sido peor, podría haber sido regaetton.