Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rocío enseña a sus chicos su verdadera vida y su verdadera casa

Lo prometido es deuda. Rocío no quería que sus chicos supieran que tienen una muy buena situación económica ya que, en otras ocasiones, se han aprovechado de ella. Sin embargo, prometió que les contaría la verdad y así lo ha hecho. Tras decirles que es la heredera de todo el patrimonio de su abuelo, les ha enseñado su verdadera vida y su verdadera vivienda, que llaman ‘la casa grande’, un nombre que la describe a la perfección.