Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De “porno chacha” a “sueltecita”, Laura y Bea se alzan en armas contra Yanira

La madre de Sigi proponía a las chicas que eligieran sus habitaciones, dos tendrían que compartir y una podría estar sola y Yanira ha aprovechado la oportunidad rauda y veloz, ya que dice que le molesta el ruido. Y esto junto con su colección de camisones ha hecho despertar los celos de Bea y Laura, que le han dedicado todo tipo de descalificativos.