Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Don Luis cumple el deseo de Esther y ella está dispuesta hasta a casarse

El disgusto de Esther tras comprobar que tenía que compartir habitación con el resto de candidatas ha sido mayúsculo. “Yo he nacido en sábanas de seda”, ha dicho Esther y, con un símil muy bailarín, le ha pedido a Don Luis algo de intimidad. Él no ha tenido ningún problema en satisfacer su petición y ella está casi dispuesta a pasar por el altar: “Me enamoro y nos casamos”.