Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moazzam Begg pasó tres años en Guantánamo: “Fue un secuestro”

Alejandra Andrade visita a Moazzam Begg en su casa de Birmingan, Reino Unido. Cuando fue detenido, su mujer estaba embarazada de su cuarto hijo. Les vio crecer a través de las cartas de ellos que recibía gracias a Cruz Roja. Ahora dirige una organización que lucha por el cierre de Guantánamo. Moazzam cuenta cómo fue detenido en Afganistán en 2001 y la forma en que era torturado.

Ver más de: