Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Invitados a bordo de la barca de Frank

Como podrán imaginar un crucero organizado por Frank de la Jungla no es precisamente un viaje de placer. Se come lo que se pesca, se bebe agua del río y se saludan a todos los animales que haya por el camino. “¡Mira una tortuga!” o “¡Mira que pareja de culebras!”. Y Frank se tira de cabeza al agua a invitarlas a subir a bordo.