Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santi: "Cómo se puede ser tan chulo. Te para la Policía y le echas un pulso"

Frank confraterniza con unos agentes mientras le multan por exceso de velocidad.

Además de mostrarnos los animales más sorpredentes, en el capítulo de esta semana Frank y su equipo nos brindaron una anécdota de lo más bizarra. Todo sucedió cuando fueron detenidos en un control de policía en los alrededores de Lampang, en Tailandia. Los agentes, provistos de máscaras, les hicieron parar el vehículo, supuestamente, por ir a más velocidad de la permitida en esa carretera.

Santi y Nacho esperaban en el coche mientras Frank departía con las autoridades. La cámara seguía grabando. En un ambiente distendido, el cámara y el productor de 'Frank de la jungla' se ponen a charlar, en español rudimentario, con uno de los agentes, que resulta ser fan del futbolista Raúl Gonzalez.

Tampoco Frank hablaba en tailandés, pese a dominar el idioma, con el jefe del dispositivo unos metros más allá. Cuando nuestro enmascarado amigo queda fuera del objetivo, Nacho explica que se está haciendo el "típico extranjero que no tiene ni idea" para averiguar si la Policía les está haciendo "una mordida", esto es, si les están intentando estafar.       

Poco después, asistimos a una escena de lo más insólita. Tras pagar la multa, Frank agarra el brazo de uno de los agentes y, entre bromas, se disputan un pulso que, por cierto, gana. "Cómo se puede ser tan chulo. Te para la Policía y le echas un pulso", comentaba Nacho sin dar crédito a lo que estaba viendo.

De nuevo en ruta, Frank explicó que un radar móvil, oculto entre los arbustos, les 'cazó' a 144 km/h. La multa ascendía a 200 bahts tailandeses, unos cinco euros al cambio. ¡Y encima le regalaron un caramelo!