Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frank se ensaña con su cámara tras ser atacados por abejas

El trabajo de Frankcuatro.com

El director Nacho Medina también recibió faltas de respeto de Frank

De nuevo el dilema entre grabarlo todo o dejar la cámara de lado para ayudar a un compañero, de nuevo una situación límite ha hecho saltar a Frank, sacando a relucir su lado más violento. Ocurrió en varios momentos del capítulo de esta semana, 'El mundo de Frank (Parte 1)', pero la situación más tensa se vivió cuando Frank y su equipo fueron atacados por abejas tras intentar bajar una colmena de un árbol.

Frank fue requerido por las autoridades de Bangkok en calidad de experto en animales para solucionar una situación bastante peliaguda. Una colonia de abejas había establecido su hogar en un árbol cercano a una residencia familiar. Aunque no las tenía todas consigo, nuestro Indina Jones se lanzó a la aventura, seguido como siempre muy de cerca por Santi, el cámara. Tan pronto intentó descolgar la colmena, los insectos salieron a defenderse enloquecidos, picándole por todas partes. "¡Bajarme de aquí por favor, ostias!", clamaba desesperado.

La ayuda se retrasaba y Frank comenzó a impacientarse. "¡Deja la puta cámara y dame el agua!", le exhortaba a Santi. Y  mientras tanto, los insectos picando a diestro y siniestro. Escuchamos los zumbidos en la boca del micrófono y el pobre Santi nos muestra las dimesiones del aguijón que tiene incrustado en su brazo.

Tras vivir una de las peores experiencias de su carrera, Santi hizo gala de una profesionalidad y un aplomo apabullantes cuando, con la intención de obtener mejores planos, hizo a Frank la pregunta de rigor: "¿Vamos a volver luego o no?".

La atrevida, casi suicida, proposicion de su compañero deja a Frank patidifuso. Tras unos segundos en los que la tensión se puede cortar, el herpetólogo estalla: "¡Calla la puta boca, me cago en san putas!...  ¡Vete a tomar por el culo!, ¡graba, graba todo! ¡A tomar por culo, que bajen las abejas y me coman!", rugió.

Cuando intentó mediar en la trifulca, el director del programa Nacho Medina también se llevó su parte: "No me escuchas así que que te den por el culo", le increpó. "Tienes que tener una mano izquierda... porque salta con nada", comentaba posteriomente Santi a cámara. El desencuentro de la mañana marcó el tono del resto de una jornada en la cual las faltas de respeto de colérico Robinson hacia sus compañeros se sucedieron con una frecuencia y una virulencia mayores a las que nos tenía acostumbrados en anteriores entregas.  

Se da la casualidad de que este capítulo precisamente iba orientado a mostrarnos el lado más tierno y humano de Frank de la jungla. Así, el leonés nos ha invitado a su domicilio de Bangkok donde hemos podido conocer a su familia y mascotas, los cuales consiguieron trasnsmutarle en todo un 'padrazo' lleno de dulzura y simpatía.