Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frank y sus hijos juegan con una morena

En una de sus aventuras en familia, Frank nos ha enseñado a una morena de agua dulce, una especie de anguila mucho más afable que su gemela de agua salada. Las morenas de agua salada pueden ser muy peligrosas, porque de un mordisco te pueden arrancar un dedo. En esta ocasión Frank no ha visto ningún peligro y ha dejado que sus pequeños la acariciaran.