Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frank Cuesta muestra su lado menos salvaje en la segunda temporada de 'Frank de la Jungla'

El programa se adentrará en los enclaves naturales más hostiles y salvajes de Malasia y Tailandia en busca de las especies más peligrosas y temidas por la población autóctona.

Lidiar con temidas víboras y extraños murciélagos, recuperar especies protegidas y en peligro de extinción y convivir con algunas de las tribus de la costa del sureste asiático son algunos de los retos que propone en su segunda temporada “Frank de la Jungla”, programa de aventuras que vuelve a la parrilla de Cuatro el domingo 4 de septiembre, a las 21:30 horas. El intrépido aventurero y herpetólogo Frank Cuesta recorrerá las selvas de Tailandia, Laos, Malasia y Vietnam junto al director del programa -Nacho Medina- y el operador de cámara Santiago Trancho. La convivencia de Nacho y Santiago con Frank -marcada por las diferencias en costumbres, alimentación y conocimientos sobre los peligros de la selva- creará situaciones imprevistas y divertidas entre los tres que tendrán continuidad en cada uno de los capítulos.

Durante 20.000 kilómetros de viaje en coche, Frank y su equipo conocerán los sinsabores y las alegrías de un medio hostil por naturaleza, pero que él conoce a la perfección: la selva. Frank sufrirá la mordedura de una de las víboras más venenosas del planeta; tanto él como su equipo serán atacados por un enjambre de abejas y, durante la grabación con una serpiente multicolor, el operador de cámara se golpeará brutalmente con la estaca de un árbol junto al corazón. En esta segunda temporada el programa -que la cadena produce en colaboración con Molinos de Papel- reflejará también el lado más personal y humano de Frank junto a su familia, formada por su mujer Yuyee -una estrella del rock y de la moda en Tailandia- y sus tres hijos; como miembro activo de la Asociación de Guardianes de Animales de Tailandia y en su convivencia con tribus aborígenes.

Durante un largo viaje de cuatro meses, las cámaras del programa han podido captar espectaculares imágenes, como los ataques de víboras o el hallazgo de animales en extinción como el Pangolín, un extraño mamífero que recuerda al armadillo asiático por cuya carne se pueden llegar a pagar 500 euros y cuya piel es muy apreciada en China, donde la gente adinerada paga verdaderas fortunas por hacerse un abrigo con ella. También se encontrarán con la tortuga espinada, un anfibio que esconde en su caparazón 36 pinchos, o los peces saltadores, capaces de elevarse sobre las aguas y caminar sobre la tierra firme.
En las cuevas de Tailandia, identificará a los mamíferos más asombrosos y desconocidos para el hombre: el murciélago. En una de las grutas, Frank tendrá en sus manos a la especie de tamaño más pequeño del mundo. También mostrará los ejemplares más grandes del planeta, llamados murciélagos zorros, y descubrirá a los telespectadores el “falso vampiro de herradura”, cuya principal característica reside en sus rasgos humanoides. Además, se enfrentará a serpientes, insectos de imposible anatomía o peces sin ojos que sólo han vivido en la oscuridad.
A lo largo de esta temporada, el equipo de “Frank de la Jungla” también seguirá las huellas del oso del sol -el más parecido al oso pardo- y del oso de la luna, el más pequeño y raro del mundo que posee un peculiar tesoro: la bilis de la vesícula, un líquido considerado como milagroso en la tradición oriental y que es muy codiciado por los cazadores furtivos.
Frank Cuesta mostrará su vida como miembro de la Asociación de Guardianes de Animales de Tailandia
En esta nueva etapa, “Frank de la Jungla” no sólo mostrará especies exóticas y peligrosas, sino que también dará a conocer su vida diaria en Bangkok. El herpetólogo, que trabaja como miembro de la Asociación de Guardianes de Animales de Tailandia, es requerido por las autoridades cada vez que un animal se encuentra en peligro o alguna persona tiene problemas con ellos. Enfrentarse a una enorme colmena de abejas, criar nutrias y enseñarlas a pescar o desalojar peligrosas arañas de un apartamento son algunos de los trabajos que le encomiendan a Frank.
El aventurero convivirá también con tribus, como los Sakais o las Karen o mujeres jirafa que desde muy jóvenes colocan unas anillas alrededor de su cuello como símbolo de belleza y fecundidad, y viajará hacia las islas del mar de Andamán, al sur de Tailandia, para conocer a los últimos gitanos del mar, una tribu desterrada y marginada en la antigüedad que sobrevivía pescando a pleno pulmón y que, según cuenta la leyenda, tiene el don de escuchar al mar. Prueba de ello es que todos los habitantes de la isla de Ko Adang sobrevivieron al terrible tsunami que asoló Tailandia en 2004.
Mejor estreno de un programa de entretenimiento de Cuatro en 2010

“Frank de la Jungla” fue en su primera temporada el mejor estreno de un programa de entretenimiento en Cuatro en el año 2010 con una media de 8,5% de share y 1.672.000 espectadores. Además, llegó al 11,6% en la audiencia de 13 a 44 años convirtiéndose en la segunda opción televisiva en el público juvenil de 13 a 24 años (12,6%) la noche de los domingos, por encima de las ofertas de TVE 1 (10,8%), Antena 3 (10,8%) y La Sexta (6,2%). Su cuota más alta la obtuvo en su estreno (3 de octubre de 2010), edición en la que promedió un 10% de share y 1.960.000 espectadores. Por comunidades autónomas destacan los datos conseguidos en Euskadi (10,6%), Canarias (10,4%), Castilla La Mancha (9,8%), Asturias (9,5%) y Murcia y Aragón (ambas con 8,7%), superando todas ellas la media del programa.
'Frank de la Jungla' en Internet

La web de Cuatro (www.cuatro.com/frank-de-la-jungla) pone a disposición de sus seguidores un nuevo site donde se ofrecerán los mejores momentos del programa y los vídeos más impactantes. En redes sociales, a través de Twitter (@Frank_Cuesta) o Facebook,
los usuarios podrán comentar en directo las hazañas de este intrépido aventurero.