Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beber sangre de vaca, que te escupan leche en la cara y otras pruebas para ser un Masái

Convertirse en un guerrero Masái conlleva superar unas duras y desagradables pruebas. Para poder ser uno de ellos, Mauricio ha tenido que beber sangre de vaca, dejar que los Masái le escupieran leche en la cara para bendecirle, pasear por la sabana o conseguir el cariño de los niños.