Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Menús de 1.000 euros, sin alcohol, Ricky Martin en la mesa... ¡La cocina en Dubái!

Dubái es lujo, tradición, vanguardia, ostentación y récords. El edificio más alto del mundo, el único hotel de 7 estrellas, la mayor renta per cápita, la ciudad que más rápido crece y los mejores restaurantes del mundo. Con sólo el 17% de población local, se convierte en un lugar donde la modernidad convive con las tradiciones más antiguas. Importan el 70 por ciento de lo que consumen y, aunque es un país musulmán, se puede encontrar jamón de jabugo por 1.000 euros. Todo lo que quieren lo pueden comprar. En Dubái, te puedes encontrar con Ricky Martin o Eva Longoria.

El cocinero asturiano Mariano Andrés, hermano del célebre chef José Andrés, lleva más de una década cocinando para los jeques. Aunque cocina para billonarios, regatea en los mercados locales el precio del marisco que luego cocina en alta mar a bordo de los yates de sus amigos.

Son los contrastes de Dubái, donde 'Fogones Lejanos' comparte mantel con Eva Longoria y Ricky Martin en la gala benéfica Global Gift, el 'evento del año para los famosos', asegura Longoria, que bromea: "me encanta el jamón ibérico, los huevos estrellados y las gambas, aunque aquí no hay mucha comida española".

Ricky Martin ha pasado unos días en Dubái para acudir a la gala benéfica que organiza María Bravo. Compartido alfombra roja junto a Eva Longoria y otros rostros conocidos.

Mientras los ricos juegan al fútbol con Míchel Salgado y Alfonso Pérez, más de 150.000 trabajadores viven con muy poco en el barrio de Sonapur.  En la ciudad deportiva de Dubai entrenan 540 niños de 60 nacionalidades. La mayoría es gente que va a trabajar y en unos años se vuelve a sus países de origen.
Andrés, guía venezolano experto en camellos, cuenta como la leche de camello tiene un 30% menos de grasa. "El camello, según el Corán, es el animal sagrado que además de dar leche es el medio de transporte", dice Andrés. La carne de camello se consume en países árabes y africanos.