Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estela, a Paul: “¿Del rubio pollo este que llevas ya hablamos más adelante, vale?”

Estela  estaba deseando encontrar el amor y Paul también, por lo que todo indicaba que podrían congeniar, pero había algo que fallaba… el pelo de él. “¿Del rubio pollo este que llevas ya hablamos más adelante, vale?”, decía Estela. Paul, que aún con la crítica estaba encantado con su cita, no dudó en prometerle que si continuaban viéndose, el “amarillo pollo” desaparecería.