Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El español-suizo, de su cita: “Fue como una conversación de ascensor”

En cuanto Alejandro ha visto a Raquel, no le ha gustado... Sin embargo, ella sí que ha sentido que había habido algo entre ellos. El problema es que Alejandro estaba ya cruzado y no compartía toda la alegría que desprendía Raquel. Pero al final, ¡las tornar se han cambiado! Y aunque Alejandro ha estado más seco en la cita, luego sí que quería una segunda, y Raquel, que ha sido la alegría de la huerta, estaba convencida de que no había nada que ellos se pudiesen aportar.