Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos, a su cita: “Qué bonito es ilusionarse de nuevo como lo vas a hacer tú por mí”, pero… ¡ZASKA!

Carlos no tiene abuela y se lo dice todo a sí mismo. Está convencido de que es "un puto crack", que tiene "cosas buenas y cosas mejores", que en la cama es el mejor y no porque él lo diga, sino porque todas las mujeres repiten y con estos ánimos ha ido a por todas a conquistar a su cita. Parecía que todo fluía y que los comentarios de Carlos como "encima mira, eres rubia y no eres tonta" o "aquí está el hombre de tu vida…" no le afectaban a ella, tanto que él estaba convencido de que acaba de conocer a la mujer con la que compartiría sus días, pero se ha llevado un gran "zaska" y se le ha quedado una cara...