Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Roberto, muy telenovelero y muy poco amigo de decir la verdad...

Verónica buscaba un galán de telenovela con las manos grandes, pero ni una ni la otra. Ni tenía las manos grandes ni se acercaba, más que por su nombre, Carlos Roberto, a lo que viene siendo un galán. Ha llegado con mucha sonrisa y caída de ojos, pero mientras comentaba que "mi primera impresión de Verónica no ha sido buena porque no es mi prototipo de mujer, no es lo que yo busco", a ella le aseguraba: "La primera impresión no ha sido mala, para mí eso es importante". Pero no se ha quedado ahí, antes de comunicar si quería tener una segunda cita con Verónica, en el reservado le ha dicho: "Me lo he pasado muy bien y no estaría mal que nos viésemos en otra ocasión". Con esta información, ella ha respondido al final que sí quería una segunda cita, pero se ha quedado anonadada al escuchar a Carlos Roberto: "No, no pienso mentirte, busco otro prototipo de mujer, pero me caes muy bien".