Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tanta afinidad que escogen hasta el mismo menú pero ¡no se acuerdan de sus nombres!

La cita entre Juan y Vanesa empezó muy bien. Muy pronto se dieron cuenta de que tenían muchas cosas en común: se olvidaron las gafas, no llevaban lentillas y hasta escogieron el mismo menú, pero... ¡no se acordaban de sus respectivos nombres! Se lo tomaron con humor y siguieron a lo suyo.