Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los pucheritos de Bryan

El colombiano tiene la sensibilidad a flor de piel y no está pasando por su mejor momento. El dictamen del Tribunal de la Convivencia acabó con su paciencia
Parece que el joven bailarín 'no sale de una para meterse en otra'. La última, el dictamen del Tribunal de la Convivencia, que sentenció: Bryan fue el peor valorado por sus compañeros, el que más puntos rojos acumuló y por lo tanto el perdedor. Sufrirá un castigo por ello.
Sin embargo, el colombiano tiene la sensibilidad a flor de piel y no está pasando por su mejor momento. El brutal dictamen del Tribunal le hundió.
Tras salir de la sala donde se efectuaron las votaciones y las valoraciones Airam trató de consolarle: "Bryan, todos te queremos".
Sin embargo, se fue directo a su cama a meterse entre las sábanas: "ha habido personas que me han dado puntos de los que no me lo esperaba", decía el joven entre lágrimas. Y es que está dolido con algunos de sus compañeros: "No me parece normal, estoy flipando".
Tanto fue 'el flipe' que durante una conversación con uno de los gemelos y Cristian fue claro: "me quiero ir, o sea, me quiero ir". Bryan esgrimió echar de menos su vida cotidiana y comentó que odia estar entre "estas cuatro paredes, sin poder hablar con nadie". "Te juro que me gustaría que me echaran". Y comentó que llevaba pensando en lo mismo los últimos tres días.
Como bien comentó Paula: "poco a poco espero que madure, a ver si este castigo le hace cambiar". Y es que todos desean lo mejor para él. Será cuestión de tiempo que él también se dé cuenta del amor y compañerismo que le profesan todos en la Escuela.